Conócenos

¿Quiénes Somos?

En el año 2011, nace a la sombra de la ciudad de Alcaraz; “Cómete la Sierra de Alcaraz” la comercializadora gastronómica que pretende comercializar y distribuir los diversos productos gastronómicos elaborados de forma artesanal por la gente de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel. Nuestro objetivo es poder dar salida a toda esa serie de productos que con tanto cariño y tanto esmero han preparado de la forma más tradicional para que usted hoy, pueda degustarlos en su casa.

Cómete la Sierra de Alcaraz.com cuenta con 3 áreas principales de negocio:

Una tienda física, contamos con unas instalaciones de 300m2 a pie de nacional 322 en Alcaraz que nos sirven de almacenes y nos permite tener exposición de todos nuestros productos y comercializar directamente al cliente minorista. Una maravillosa oportunidad de comprar nuestros productos a los pies de la Sierra de Alcaraz.

Una tienda online, una ventana en internet para poder acercarte de la forma más rápida y sencilla nuestros productos hasta tu casa.

Realización de servicios de gestión comercial, hemos creado estrategias y herramientas para potenciar la promoción y venta de los productos típicos de la zona.

¿Dónde Estamos?

La comarca de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel se ubica en el suroeste de la provincia de Albacete abarcando 3500km2. Lo componen 25 pueblos donde el visitante puede encontrar los contrastes que le ofrecen sus paisajes, costumbres y fiestas, sorprendiéndose a su paso con los colores que la tiñen e invitan al viajero a perderse por sus caminos.

Encontramos montañas que rebasan los 1700 metros de altitud con paisajes cubiertos por densos pinares y valles por los que diversos ríos fluyen recorriendo la comarca y creando un entorno natural de extraordinaria belleza.

El cultivo del olivar está arraigado en nuestra comarca desde hace varios siglos, desarrollándose en terrenos de pronunciada pendiente y en suelos pobres, a los que los olivares se adaptaron perfectamente y hoy en día ofrecen una excelente calidad. Son además olivares de un alto valor ecológico, natural y paisajístico que pueblan sierras y laderas y actúan como barreras naturales contra la erosión.